Traducir

Grupo Alturas


Si tenemos que citar al gran referente de la música andina en el Perú, muchos estaremos de acuerdo en coincidir con el grupo Alturas, el fantástico conjunto musical creado y dirigido por Édgar García con el objetivo primordial de dar a conocer al mundo la riqueza musical que esconde Perú: desde sus altas cordilleras andinas hasta la zona costera famosa por sus típicas marineras, pasando también por la zona de la selva amazónica, si olvidar una característica de identidad de este grupo: la interpretación de la música afroperuana, además de todo esto, el grupo Alturas también ha incursionado de vez en cuando por la Nueva Canción latinoamericana.
Actualmente los mienbros del grupo Alturas viven la mayor parte del tiempo en Madrid y Laredo, España, aunque no olvidan ocasionalmente viajar a Perú y otros países para ofrecer conciertos.
Personalmente tengo que comentar que en agosto de 2011 tuve la gran oportunidad de asistir a un concierto de Alturas en Rasines, un pequeño pueblo del Norte de España, fue un momento mágico e inolvidable para mi, ya que el concierto se celebró por la noche en el claro de un bosque en plena Naturaleza, verles tocar y oir sus instrumentos en aquel medio natural fue algo realmente bello...


Biografía
. 
Grupo Alturas en 1985

A diferencia de otros grupos de música andina, con el grupo Alturas tenemos la gran suerte de que cuentan con un website bastante completo y bien referenciado, lleno de datos, fechas y nombres propios que pueden ser consultados en su dirección.

Édgar García Cossío, director de Alturas
Por esta razón, yo me voy a limitar a sintetizar brevemente su historia con sus puntos más reseñables, pero recordad que podéis encontrar mucho más que esto en el sitio web del grupo.
El grupo Alturas se creó en la tuna universitaria Nueva Amistad el 22 de abril de 1978 por el actual director Édgar García Cossío y con el musicólogo Aurelio Tello Malpartida, el grupo inicial se completaba con Iván Catacora, Juan Carlos Dianteras, Percy Navarro y César González, con colaboraciones puntuales de Ada Allende.
El nombre de Alturas se adoptó a partir del famoso tema Alturas de H. Salinas que en su día popularizó Inti-Illimani y que además fuel el título del primer disco del grupo, la otra razón del nombre reside en que todos sus miembros eran originarios de las zonas altas del Perú.
Luis Medina
En 1979 se integran a Alturas dos miembros más: Miguel Osorio quien se retirara en 1983, y Luis Medina aún hoy en el grupo. Ese mismo año actúan para la TV peruana gracias a una personalidad muy importante en la música folklórica: Nicomedes Santa Cruz.

Marco García Cossío, hermano del director Édgar, falleció en 2011.
Con motivo del primer LP del grupo en 1981, ingresa en él un hermano de E. García: Marco García Cossío, quien venía de otro grupo musical llamado Riqchay. Al año siguiente el grupo crea la Escuela Experimental de Folklore ALTURAS, bajo la dirección de I. Catacora, aunque solo permaneció activa durante 4 años.


En 1983 el grupo viaja a Bogotá e integran allí a Manuel García Reátegui, intérprete que ya tenía cierta experiencia musical por sus colaboraciones con grupos como Alborada o Kollahuara. En este mismo año, I. Catacora abandona el grupo Alturas para centrarse en su labor de dirección de la escuela, pero años más tarde este músico vuelve a grabar y actuar usando la marca Alturas, aunque el auténtico grupo Alturas denunció este hecho y ganó el juicio, I. Catacora sigue utilizando ilegalmente el nombre de Alturas, a modo de dato, este músico tiene además una hija que también se dedica a la música con el nombre artístico de Killary.


1986 supone un importantísimo año para Alturas con la incorporación del gran Luis Craff, distinguido arreglista y director de coros que se encargaría de la dirección, arreglos y preparación musical del grupo hasta 1992, es precisamente este artista quién le imprime al grupo una característica de mayor elaboración, tanto vocal, como instrumental en su repertorio, aspectos que han servido para su posterior desarrollo.
En 1987 recala en Alturas otro exmiembro de Alborada, Raúl Rodríguez. Con la creciente complicación de la situación política durante el año siguiente, Alturas se asocia con el conocido compositor de música criolla Luis Abelardo Núñez, cuyas obras tenían un gran componente de crítica social, y fueron valedoras para grabarse en el LP Por aquí pasaron.
En 1990 la situación política en el país era aún peor, y el trabajo de Alturas y otros grupos se hacía cada vez más difícil, por esta razón, Alturas emprende su primera gira internacional por el contienente europeo, especialmente por Alemania y Francia, donde grabaron su LP Música del Perú. Un año después se integraría en Alturas Sigiberto Velázquez y actuarían por primera vez en España.
En 1992, tras haber vuelto a cantar en Perú no sin poca dificultad, vuelven a España, donde integran a Enrique León. Ese mismo año Alturas actúa en la EXPO 92 de Sevilla e interpretan por primera vez la Misa Criolla de A. Ramírez con el Coral Salvé de Laredo.
A finales de los 90, Alturas fija su residencia habitual en Madrid, España, aunque continúan dando conciertos por otros países europeos y, muy ocasionalmente, por Perú. En 1998 Alfonso Pihuaycho Acero sustituye a M. García.


Ya en 2001 se integra a Alturas el también pintor y sikuri Alberto Calderón, en sustitución de A. Pihuaycho. Otra de las incorporaciones más recientes fue la del español Eusebio Blanco González en 2006, proveniente del grupo Huylca.


En 2007 el grupo Alturas actúa en el lugar más extraño que he oído yo que se halla interpretado música andina: la isla Mayotte, un pequeño y remoto archipiélago de soberanía francesa situado entre Madagascar y la costa oriental africana, muy cercana a las Islas Comoras. En 2011 fallece M. García Cossío.


En la actualidad Alturas ya cuenta con más de 30 años de experiencia musical, y sus integrantes son el director E. García Cossío, L. Medina Pajares, M. García Reátegui, S. Blanco González y Max León Gutiérrez, este último incorporado en 2010.


Discografía

En este apartado voy a enumerar tan solo los álbumes de la discografía oficial del grupo Alturas "legal" tal y como apareden en su website. A consecuencia de la malversación del ex-integrante I. Catacora, existen por ahí bastantes discos con la ínsupuesta autoría de Alturas que nada tienen que ver con el conjunto que nos ocupa. Y por otra parte subrayar que este grupo Alturas de Perú nada tiene que ver con conjuntos como Alturas de Machu Picchu, De las Alturas de los Andes, Altitud, o el exiguo grupo Alturas de Chile.

Alturas es el primer álbum del grupo, grabado en 1981, toma su título del propio grupo y del tema central Alturas, una de las grandes clásicas andinas compuesta por H. Salinas y del que Alturas hace una correcta aunque poco original versión.
La otra canción que he podido escuchar de este primigenio álbum es Yunka rata rata, un huayño tradicional peruano bastante alegre y bien ejecutado instrumentalmente, cantado a coro en quechua.
Flor de romero es un disco de 1985 que he podido escuchar en su integridad, pero que solo me han gustado un par de temas:
Uno de ellos tenía que ser obviamente Jacha uru, el famoso sikuri altiplánico de M. Gutiérrez que se hizo célebre por su canto en quechua que clamaba por un nuevo día en que reinara la justicia, y que aquí Alturas lo versiona con un ritmo algo lento para lo que suele ser normal.
El otro tema interesante es Kantutita, un kaluyo tradicional boliviano ejecutado esta vez con bastante más viveza y que en su día ya interpretó Savia Andina.
Por aquí pasaron es un álbum de 1988 cuyo tema central Por aquí pasaron es un huayño que se puede escuchar en youtube y que es obra del poeta Luis Abelardo Núñez, supone un homenaje a unos periodistas asesinados por fuerzas paramilitares en 1983 cuando la situación en el país era muy dura, tanto la melodía como la letra rezuman un gran sentimiento.
Una de las obras más célebres de Alturas que he escuchado es Nieve en los Andes, un huayño pandillero de Emilio Loza quien curiosamente tomó la canción original de una jota, un ritmo folklórico de las regiones españolas de Navarra y Aragón que en cualquier caso queda bastante bien, la pieza es ejecutada tanto con una compleja y correcta instrumentación como a capela y con acompañamiento único de percusión, esta amalgama musical hace que la pieza no se haga repetitiva en ningún momento, obra maestra.
Nace nuestro canto es un bello landó de Manuel García que habla simplemente de la vida cotidiana con sus diversos contrastes, envolviendo el dolor con la alegría, acariciando el desasosiego con la esperanza y acercando la realidad con la magia del ensueño, todo ello con un ritmo afroperuano muy bien llevado.
Y Por corazón una estrella es un correcto huayño de nuevo de L. Abelardo bastante emotivo en el que se reclama escuchar más al corazón para guiar nuestros pasos, tema muy bien estructurado.
El resto de temas aún no los he podido escuchar.
.
Canto de mil raíces es el primer disco de Alturas grabado en España ya en 1991. Por suerte, he podido escuchar íntegramente este disco del que destacaría cuatro temas:
El festejo afroperuano de Daniel Escobar titulado No tienen na' que igualmente supone un homenaje al ritmo del festejo importado por los escalvos traídos desde África al Perú durante el siglo XVIII y cuya temática suele tratar precisamente de la desigualdad interracial aún vigente hoy en día, en esta pieza destaca la variada percusión que utiliza Alturas.
Negrito es una estupenda obra de N. Santa Cruz que sigue con la mísma temática aunque a ritmo esta vez de habanera, y utilizando en su percusión el típico cajón que la mayoría de la gente cree erróneamente que se trata de un instrumento originario de España debido a su uso habitual en el flamenco
Montonero arequipeño es una marinera serrana tradicional excepcionalmente interpretada por los miembros de Alturas con su innegable calidad vocal. Y Sanjuanero es un alegre y movido joropo colombiano en el que precisamente se canta por y para el baile, otra de las mejores interpretaciones de Alturas.
.
¡Huachi, Torito! Canciones toreras tradicionales de España y América es un disco colectivo de 1993 ideado por Paco Díez en el que participan Carmen Orte, María Salgado, Reyes Silva, Marino Bruña, Joaquín Díaz, Carlos A. Porro, José Ramón Cid, Alberto Jambrina y Edelio González, Elías Martínez y Eloy Velasco.
Debo advertir al coleccionista que el contenido de este disco no tiene nada que ver con la música andina, sino con canciones relacionadas con lo que reza su título, salvo las tres últimas pistas interpretadas por el propio grupo Alturas.
Una de ellas es Turu wilakuy, el velatorio del toro, un tema tradicional precioso y lúgubre en el que se rinde homenaje al toro la noche anterior a la corrida "sin muerte" que se practica en las serranías remotas del Perú.
Y Pastur wamani suyaykullaway es otro canto sacado de los versos de la canción de la herranza o marcación del ganado de Paras, departamento de Ayacucho, recogidos por Leandro R. Bellido y recopilados en "La Sangre de los Cerros", de Rodrigo, Edwin y Luis Montoya.
.
... Y una canción es un disco de 1993 del que yo comentaría tres de sus temas:
Sajras es una bella canción instrumental muy folklórica originaria de la ciudad de Cusco en la que brilla con luz propia su rica y cuidada instrumentación, una pieza de profundas raíces andinas.
Negrito del altiplano es un tema propio de los hermanos García Cossío y ejecutado a ritmo de tuntuna, otro de esos ritmos que surgieron por el mestizaje que surgió con los esclavos traídos de África, tema del que trata precisamente esta canción, muy movida y alegre.
Y como no citar El canelazo, el famosísimo albazo tradicional del Ecuador que curiosamente en el disco se afirma que el ritmo de este tema se llama cachullapi, los amantes de la música andina seguro conocerán multitud de versiones del célebre canelacito, aquí tienen una buena muestra.
.
Entre tanto canto es un trabajo de 1995 en el que destacan los siguientes temas:
Busco un ratón es una composición de L. Medina y M. García que pretende despertar ese "ratoncito" inquieto que mora en cada uno de nosotros y que busca el camino que le permita crecer en el amor.
El mayoral es otra de las grandes joyas que nos ha brindado Alturas de nuevo con sus raíces afroperuanas, el mayoral era el representante del amo ante los esclavos, muchas veces más despiadado que éste, a pesar de haber estado en algún momento en la misma condición de esclavitud.
Mándame quitar la vida es una marinera de N. Santa Cruz interpretada a ritmo de jarana, una variedad particular de los barrios criollos de Lima.
.
Misa Criolla - Musik der Neuen Welt se grabó en 1996 en Alemania en el Studio Vocale Karlsruhe bajo la dirección de Werner Pfaff y la colaboración de Silvia Barrios.
El álbum no lo ha posteado aú nadie, pero en youtube se pueden escuchar sus primeras pistas correspondientes a la Misa Criolla compuesta por A. Ramírez y de la que se conocen tantas versiones.
El disco se completa con otras 12 canciones que aú no he podido escuchar.
Más que un oficio es otra idea original de Paco Díez plasmada en este álbum colectivo de 1997 que cuenta con la participación de más de 40 músicos de 22 conjuntos musicales originarios de todo el mundo.
Alturas tan solo interviene en dos pistas: El novio torero, una pieza típica castellana que aú no he podido escuchar, y La molinera penando.
Que yo sepa, este disco aún no ha sido posteado.
Festejo... desde la piel es seguramente el mejor disco de Alturas, grabado en 1998.
La primera canción es precisamente un festejo titulado Rompe cajón, el festejo es otro de los ritmos afroperuanos que el grupo Alturas nos hace descubrir con su música, la composición corre a cargo de Manuel García y L. Medina, este último se encarga entre tras cosas de golpear el cajón, el instrumento de percusión originario de la costa peruana y que muchos pensábamos erróneamente que era exclusivo del flamenco español.
Tu nombre es una Nueva Canción de Marco García cantada con bastante sentimiento y en la que interviene un violín en su instrumentación, trata de los encuentros y la soledad.
Manuel García y L. Medina presentan aquí un excelente motivo andino de aire tradicional titulado A ti, una canción de amor de nuevo muy emotiva que plasma perfectamente el sentir romántico del hombre andino ligado a los elementos naturales, realmente bello tema.
Volar al cielo es una simpática habanera de Manuel García que anima a vivir luchando por el bien para después volar al cielo, en esta pieza podemos escuchar un curioso instrumento de percusión que consiste en la quijada de una vaca que al golpearla rechinan sus dientes mediosueltos, obteniendo así un sonido característico.
Marco y Manuel García compusieron aquí una de las piezas más logradas de Alturas: Markahuasi, un magnífico motivo andino inspirado en la esencia del Markahuasi, un bosque de piedras situado a 4000 m de altitud cerca de Lima, una canción mágica para describir un paisaje mágico.
De las cumbres andinas a la selva amazónica, con El pifanito, de Adolfo Sandoval y Manuel García, supone una simpática canción que trata del pifano, un instrumento tradicional de la zona selvática que se hace a partir de tibias humanas y que se utiliza con fines religiosos.
Carpintero tradicional es un santiago tradicional adaptado por E. García donde se plasma el mestizaje en la cultura popular de Perú, en este caso se trata de un villancico cantado en quechua y español y ejecutado con varios instrumentos, uno de ellos es el waqrapuco, una trompeta hecha con un cuerno de vaca.
Y Niño lindo es un aguinaldo venezolano anónimo interpretado por los niños de la Coral de la Escuela Intercomunal de Música del Sudeste Tolosan de Francia, se trata de otro villancico donde los niños del coro y las quenas de Alturas dan a la canción una ternura y belleza de enorme dimensión.
.
Herederos del viento es un álbum de 1999 que cuenta con la colaboración de Gustavo Patiño, Rodolfo Moya, Pancho Cabral, Resolana y Lelo González.
No he podido escuchar ninguna canción de él.
A mi patria es un disco grabado en Alemania en 1999 en el que participan además Carmen Flores, Susana Baca, Máximo Damián, el Cuarteto Musical Pauza de Jaime Guardia, Raúl García Zárate, Félix Casaverde y Los Románticos de Sicay.
Tampoco ha sido posteado aún.
Navidad nuestra y cantos latinoamericanos es el último de los tres discos que Alturas grabó en 1999, y que además contó con la colaboración del Ensemble Vocal de Castanet-Tolosan bajo la dirección de Michel Touton.
La peregrinación es una famosa huella pampeanade Félix Luna y Ariel Ramírez, autor este último de la archiconocida Misa criolla, la pieza está magistralmente interpretada por Alturas y el coro de M. Touton, acompañados además por un piano soprano.
Del resto del disco resaltar si cabe una espléndida versión de El cóndor pasa del peruano A. Robles en la que hay que destacar su emotividad y fastuosidad que dan los coros a la pieza, pero sobre todo a una innovadora e inédita letra escrita por J. M. Muñoz, y que se puede leer en este enlace, una versión realmente bella del clásico de clásicos de la música andina.
Y por último hay que citar el taquirari boliviano Naranjitay, otro tema que notabiliza su belleza con la interpretación de los coros, el tema ya fue interpretado anteriormente por Los Calchakis.
.
Déjame que te cante es el último álbum de estudio de Alturas, grabado en 2005, bastante flojo en tanto que apenas presenta temas nuevos.
De ellos, únicamente resaltaría un par de temas. Verde, una alegre zamacueca de L. Medina y E. García que trata del respeto al medio ambiente, la temática ecologista siempre ha estado presente en el canto andino en mayor o menor medida.
Y por último uno de esos grandes temas ancestrales y mitológicos que últimamente ya no se hacen, toda una obra maestra reverencial lograda con sonidos primarios y arcaicos que podemos degustar con Ollanta, un increible yaraví que sin duda es de lo mejor de Alturas y de la música andina ancestral en general, dedicado al guerrero Ollanta, uno de los más célebres capitanes de la guardia de la princesa Cusi Qoyllur, hija de Pachacutec.
.
Perú, mil razones para nuestra solidaridad es un disco colectivo de 2006 en el que intervienen Nayo Ulloa, la Familia Rodríguez, Elena Romero, Jaime Guardia, Ronie Quilca, Julie Freund, Homero Oyarce, Eduardo Salazar, el conjunto Ucayali y Paco Mejorada.

3 comentarios:

  1. Una pena enterarme de la desaparición de Marquito Garcia, que Dios lo tenga en su gloria. Que Alturas siga alegrándonos y dejando muy arriba el nombre del Perú en el mundo.
    Saludos desde Trujillo-Perú

    ResponderEliminar
  2. DANIELLA: me encanta la música de Alturas y también me ha dado mucha pena que se haya ido Marquito, lo vi en la web del grupo, tan guapo...QEPD
    Me gustaría conseguir la versión de estudio del tema "Alturas", lo escuché hace tiempo por radio del Pacífico y es una versión muy suavecita que me encantó.
    Saludos desde USA

    ResponderEliminar
  3. Hola amigo espero que al leer este mensaje entiendas que me gustaria escuchar y coleccionar la musica de este exelente grupo Nacional, soy cultor de este genero musical y desde Joven tube el gusto de verlos a los Alturas en Lima, como en Huaraz mi tierra, tambien tube el gusto de adquirir algunos de sus discos pero al visitar este blog me quedé con las ganas de tener estos discos y poder tenerlos en mi pequeña colección musical. bueno como entiendes tambien soy coleccionista de musica andina y es atravez del foro de SOLO MUSICA ANDINA pude llegar a este blog, te dejo mi correo, para un contacto personalizado werg45@hotmail.com espero la comunicación saludos a la distancia.

    ResponderEliminar

Buscar en este blog

Cargando...