Yawar



Yawar, vocablo quechua que significa "Sangre", tomado en sentido cosanguíneo de hermandad, es el nombre que identifica a esta agrupación.


La expresión musical de Yawar es un "canto vivencial" que siendo cosmopolita en su forma, no deja de ser auténticamente peruana. Su música expresa un mestizaje rico e intenso, producto del medio andino transmitido a través de generaciones y del medio occidental presente en su vida urbana y actual.


Hace unos años un grupo de jóvenes decidió poner en marcha un proyecto musical que los identificara permitiéndoles difundir la cultura, las costumbres y el sentimiento de un pueblo milenario, Yawar durante todo este tiempo ha logrado convertirse en uno de los más importantes exponentes de la música del Perú y Latinoamérica. En la búsqueda de universalizar su canto ha incursionado en la fusión de expresiones tradicionales y modernas logrando realizar una armoniosa unión en el que las melodías del ande al mezclarse con otros sonidos, no pierden su belleza, su magia y originalidad... en cierto momento de su carrera artística Yawar llamó la atención al mundo al interpretar temas de los legendarios Beatles pero ejecutados con instrumentos andinos.

Su trabajo está grabado en 12 álbumes donde tiene plasmado su talento y creatividad, sus propuestas e innovaciones, todo este material esta editado en CDs, casettes, además han creado música para diversos documentales, reportajes y vídeos especiales, recibiendo en 1998 el Disco de Oro-IEMPSA, por los miles de copias vendidas en todo el mundo.
Yawar utiliza en sus presentaciones más de 40 instrumentos de música entre autóctonos y contemporáneos que unidos a sus voces ha logrado un especial estilo de primer nivel, que los ha llevado a difundir su arte por países tan dispares como Corea del Sur, Marruecos, y por supuesto Europa, ofreciendo conciertos, recitales, participando en festivales y encuentros, causando gran impresión, recibiendo muchos premios y excelentes comentarios del público en general y la crítica especializada.
Yawar también realiza una labor de difusión en otros niveles, como la creación de una institución llamada Yawar Arte y Cultura proyectándose a la comunidad con la creación de talleres de música y danzas; organización de conciertos didácticos, seminarios, festivales y todo tipo de actividades de caracter cultural dirigidos especialmente a niños y jóvenes, brindándoles capacitación y asesoramiento, ofreciéndoles una alternativa como efecto motivador para valorar el arte y el conocimiento de su cultura.


Los integrantes actuales de Yawar son los hermanos Juan y Julio Ramírez, Fernando Rojas, Edy Cabana, Raúl García y Miguel Ángel Quispe, otros exintegrantes históricos fueron Óscar TarazonaÓscar Salazar, su primer vocal, y Pedro Arriola, otro de los fundadores del grupo y que actualmente es director de Canto Sur.



Discografía

Antes de enumerar los discos oficiales de Yawar, cito una serie de grupos diferentes pero similares con los que no hay que confundirse, son los siguientes: Yawar Sicus, Yawar Pacha, Yawar Inti, Yawar Mallku, Yawar Masis, Yawarmanta, y sobre todo Yawar Inka. Este rosario de grupos que usan parcialmente el nombre de Yawar se debe a que este término significa "sangre" en quechua, siendo entonces bastante genérico su uso por parte de agrupaciones que de alguna manera apelan a la mitología.

Soncco mayu es el primer trabajo de Yawar, lanzado en cassete en el año 1986, un buen trabajo que sin embargo no se conserva en óptima calidad sonora.
Presenta un bello tema principal Soncco mayu de J. Ramírez, que significa "corazón del río", en quechua, un huayño instrumental bastante emotivo y alegre, cargado de belleza y sentimiento de la mano de sus quenas.
Ojos negros es una hermosa danza esta vez ya cantada, donde reside su virtud principal, una emotiva letra muy romántica reforzada una vez más por la calidad de la melodía. Otro tema romántico y de calidad es Torcasitay, el huayño de J. Ramírez de nuevo interpretado con gran sentimiento, aunque esta vez la instrumentación y el ritmo resulte algo monótona.
En un tono mucho más místico escuchamos Brisas, un majestuoso motivo andino de O. Tarazona que nos transporta a las inhóspitas cimas andinas donde habitan las deidades incas, y que nos deleita con la clásica pero bien cuidada y ejecutada instrumentación y además una gran riqueza de melodías sensacionales.
Justo día en libertad es otro tema de J. Ramírez, en esta ocasión Yawar realiza una incursión por la Nueva Canción dedicando un canto de esperanza a los campesinos que viven en la miseria, bastante correcta la combinación de calto, coros y quenas.
Y Trilla es un chuntunqui instrumental de J. Ramírez y P. Arriola donde las guitarras y charangos conducen el grueso del tema, sin olvidar las buenas zampoñas de la parte final, de nuevo excelentes melodías.

Totoras y juncos es otro disco de 1988 donde Yawar rescata temas de su primer trabajo no profesional añadiendo por supuesto temas nuevos, como el tema central Totoras y juncos, bastante irregular en mi opinión.
De los temas nuevos apenas destacaría un par de ellos: Caminito es un bello y emotivo aire norteño a ritmo de chuntunqui obra de O. Salazar en el que podemos disfrutar de una amena melodía de quena aderezada con un marcado ritmo de charango.
Y Sueños y fuego es otro tema del gran compositor y director J. Ramírez que supone un nuevo canto al pueblo y a la raza andina, donde de nuevo el grupo se luce con su ejecución instrumental.

América a Machu Picchu es el tercer disco de Yawar grabado en 1990.
Cabe destacar el formidable tema central Machu Picchu, un magnífico motivo andino de O. Tarazona en el que se adivina el misticismo de esta ciudad milenaria con gran brillantez, con emotivos y bellos cantos que citan al río Urubamba que discurre por la base de la montaña en la que se erigió la ciudad, hoy declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.
Del resto del disco apenas un par de reseñas más. Andina es una bella canción de J. Ramírez dedicada precisamente a la mujer de los Andes que busca su futuro y prosperidad, una obra maravillosa sin duda que cuenta con excelentes cantos e instrumentación.
Y Mis recuerdos es un ameno sanjuanito de O. Salazar totalmente instrumental en el que los diferentes instrumentos de cuerda le dan al tema una calidad añadida ejecutando bellas y emotivas melodías.

En 1991 Yawar graba El mundo de los Beatles en Perú I en el que recogen algunos de los mayores éxitos de la legendaria banda inglesa ejecutados como no con ritmos e instrumentos andinos.
Esta fusión de estilos occidentales transportados a la música folklórica no siempre ha gustado a algunos puristas, y por mi parte tengo que decir que obviamente Yawar no aporta nada en este álbum salvo su capacidad de "traducir" a la música andina piezas musicales que nada tienen que ver con ella. No obstante yo si citaría cuatro pistas que merecen la pena: Yesterday, Imagine, Let it be y And I love her.
Escúchalo aquí.

Tu encanto es un flojo álbum de Yawar de 1992 donde repiten algunas buenas piezas del pasado, y apenas graban un par de temas novedosos que valen la pena.
Uno de ellos es Cumbres, un alegre huayño de A. Ruiz muy completo en el que podemos disfrutar de vertiginosos y acertados cambios de ritmo, y sorprendentemente la inclusión de un piano y fondos de cuerda en su instrumentación, también es especialmente bella la introducción de zampoña y por supuesto la calidad de sus melodías, de lo mejor de Yawar sin duda.
Y el otro tema destacables es Willca mayu, obra de los hermanos Ramírez, también instrumental, donde volvemos a disfrutar de unas melodías cálidas y muy bien elaboradas ejecutadas con zampoñas, evocando a la belleza del paisaje andino.


En 1993 Yawar vuelve a presentarnos otra colección de El mundo de los Beatles en Perú II donde vuelven a repetir la experiencia de dos años atrás.
Disco reservado únicamente para los amantes de los Beatles y de las "traducciones" de temas occidentales al folklore andino. Aunque si me gustaría destacar Eleonor Rigby por su excelente instrumentación y ritmo a base de soplos de zampoña.
Segmentos del Ande es un álbum de 1994 en el que esta vez si Yawar presenta unos cuantos temas nuevos y de propia autoría.
El propio Segmentos del Ande de los hermanos Ramírez es un buen tema central con el que Yawar moderniza bastante su estilo introduciendo instrumentos como la batería o el bajo, pero sin desdeñar la calidad de sus melodías de quena.
Junto a ti es un bello huayño romántico de J. Ramírez cantado a coro y que cuenta con una estupenda letra y un gran interludio de guitarra.
Urubamba mayu es un motivo ambiental de J. Ramírez ideal para la relajación, que nos transporta al río sagrado que discurre a los pies del Machu Picchu: el Urubamba, Yawar lo canta apelando a la mitología inca pero sin interpretar un estilo místico que sin duda la temática de esta obra requiere en mi opinión.
Amor andino-cariñito es otro tema romántico pero instrumental donde podemos adivinar de nuevo la renovación en el estilo musical de Yawar incluyendo en su instrumentación una guitarra eléctrica, obra de Rosado y Caycho.
Y por último Turay es otra composición instrumental de los hermanos Ramírez interpretada a ritmo de cullaguada, está dedicada a un ave rapaz llamada así en torno a la cual circulan algunas leyendas mitológicas.
Escúchalo aquí.

En vivo desde el Teatro Municipal es un concierto recopilatorio grabado en 1996 y reeditado en 1999.
Escúchalo aquí.
Bajo el cielo de los inkas es un gran álbum de Yawar pese a que no presentan composiciones propias, se grabó en 1998.
Hay que destacar obviamente el tema central Bajo el cielo de los inkas, un bello motivo instrumental trufado con dulces melodías de zampoñas que nos trasladan a un mundo místico y mágico en pleno contacto con la Naturaleza, realmente bello.
Cóndor de chavín es una hermosa danza incáica obra de A. Collas de nuevo instrumental que sigue la misma tónica que la anterior: una música totalmente ambiental que nos evoca el misticismo de los Andes a través de sus quenas.
Yawar dedica un bello pasacalle al nevado Huascarán, la montaña más alta de todo el Perú con sus 6768 m de altitud, una obra de M. R. Shuan bastante evocativa.
Mamallay es un magnífico tema de M. Vivanco que sigue con la misma tónica general del disco, con un bello aire de misticismo que envuelve al oyente y lo hace entrar en comunión con la Naturaleza, excelente tema ambiental.
Yawar presenta en este disco un bello tema anónimo con aire bastante ancestral titulado Danza del quiullo, al parecer originaria de Chauca, en la sierra de Lima en Perú, bastante bien ejecutada por el conjunto.
El disco se completa con algunos temas repetidos por Yawar, además de correctas versiones de piezas clásicas como el yaraví de V. Santander Ollantay y sobre todo una sobresaliente interpretación del fox incaíco Vírgenes del Sol.
Escúchalo aquí.

Te amo es otro gran trabajo de Yawar, grabado en 1999 ya con temas propios.
Destaco cómo no su tema central Te amo, con el que Yawar vuelve a la temática romántica que tan buenos resultados le daba en años pasados y que aquí desde luego se vuelven a lucir con su bella melodía que incluye además un violín en su instrumentación y un fantástico estribillo. Otro tema romántico interesante es Junto a la Luna, que al igual que el anterior retoma el estilo neofolklórico que Yawar adoptó hacía unos pocos años.
En Quise descubrirte, Yawar nos sorprende con una tremenda introducción de piano que da pie a otro hermoso motivo romántico cantado en coro y solitario, lo que da una calidad añadida a la composición, también incluyen aquí un solo de saxofón.
Con un ritmo mucho más ameno y alegre podemos escuchar Dulce andina, otro bellísimo tema romántico de Yawar cantado e interpretado con gran dulzura por el grupo, la melodía destaca desde luego por su extraordinaria belleza, acompañada además por un excelente estribillo e interludios instrumentales, de lo mejor de Yawar sin duda.
Mayumarka es otro buen tema, esta vez a ritmo de tinku y totalmente instrumental que nos transporta a la alegría de los pueblos que habitan en la zona selvática del Perú, un tema bastante ameno.
Y por último Yawar vuelve a usar la guitarra eléctrica en la Saya del valle, titulada también Saya brutal, un buen ejemplo de que la modernización de la música andina no tiene por qué estar reñida con la calidad artística.
Escúchalo aquí.

The best of es un álbum recopiltorio de Yawar lanzado en 1999. En 2000 se reeditó con el título de Recuerdos.
De colores es un disco de 2004 en el que Yawar baja un poco el nivel artístico de su música.
En principio yo destacaría 4 de los 14 temas del disco. Primeramente Todo terminó, un sanjunito que combina ese ritmo ecuatoriano característico de nuevo con un estilo moderno propio de Yawar, con una alegre melodía romántica y excelentes interludios instrumentales.
Con el huayño En soledad se sigue la temática romántica pero con un estilo mucho más triste y melancólico pero manteniendo siempre ese estilo del siglo XXI que tanto cultiva Yawar en estos últimos años, el tema de nuevo es un bellísimo y sentimental canto de amor.
Yawar presenta en este disco una bachata titulada ¿Quién entiende el amor? donde se canta a las dudas que genera el desamor, otra pieza bastante correcta.
Y No quiero más esta vida es un alegre aire de carnaval donde Yawar vuelve a tratar del abandono de un amor, y que a consecuencia de ello la vida no merece ser vivida.
Escúchalo aquí.

Grandes éxitos en directo es un concierto grabado en 2006 donde Yawar reinterpreta sus mayores éxitos tras 20 años de historia artística.
En 2009 Yawar vuelve a interpretar temas de los Beatles grabando el disco The Beatles from the land of the incas.
Aún no he podido escucharlo, aunque supongo que será del estilo de aquellos dos álbumes de lo años 90 en los que también se rendía homenaje a la mítica banda inglesa, de todas formas los temas que aquí se interpretan son exclusivamente instrumentales.
Cantos del Ande y Lo mejor de... son otros discos recopilatorios de Yawar sin año de lanzamiento.

Damaris


Hace no mucho hice un gran descubrimiento que me llegó profundamente al corazón, un sonido nuevo, tierno, bello y sobre todo innovador que me vino en boca de una joven y prometedora cantante peruana llamada Damaris.
Y es que hay que reconocer que hoy en día la mayoría de los músicos y grupos andinos "clásicos" ya están un poco de capa caída y sin grandes ideas nuevas que ofrecer, así que si la música andina quiere sobrevivir bien haría en reparar en los jóvenes talentos que vienen, uno de ellos es sin duda la gran Damaris.
Damaris nos ofrece sin duda una corriente de aire fresco, una innovadora forma de interpretar la música andina romántica acompañada por instrumentos y estilismo occidental, algo que seguramente a muchos no gustará pero lo que es a mi me ha maravillado.
Si a ello le sumamos la belleza y soltura de Damaris a la hora de bailar, pues ya solo me queda por decir que esta talentosa folklorista solo tiene un fallo... ¡tan solo ha grabado dos discos de estudio!


Biografía

Damaris Mallma Porras nació en Huancayo, Perú, el 26 de enero de 1986 y es hija de la también famosa cantautora peruana Victoria de Ayacucho, más conocida como Saywa, con quien ha colaborado profesionalmente.
Damaris inició su carrera artística con tan solo 7 años en el taller de música Yawar y en él se especializó en el charango, luego estudió canto, música, teatro y danzas peruanas. En 1994 debuta en escenarios cantando y tocando charango en diversos lugares como el Teatro Segura de Lima, el Anfiteatro de Miraflores y la Universidad Mayor de San Marcos, entre otros.
Damaris ha colaborado con los grupos Yawar, Tupay y con el Coro Andino Juvenil, formado por 20 músicos de varios países andinos.
Entre 1995 y 1997 se integra al marco musical de Saywa, perfecciona sus conocimientos musicales con prácticas de teclado, charango, guitarra y canto a través de profesores particulares. Estudia danzas peruanas en el taller Tupay, forma parte del elenco de danzas de Saywa, e inicia giras por todo el Perú y el extranjero, especialmente por EE.UU.

Primeras composiciones

En el 2001 empieza a componer temas de diversos géneros con los que gana el concurso Rumbo al Pepsi Chart en el género de balada con la canción propia Por qué no estás aquí, lo cual le abre las puertas a la disquera LF Records en la ciudad de Miami para grabar su disco, después retorna a Perú a culminar sus estudios secundarios.
En el 2002 inicia sus estudios en el Instituto de Música Kodaly de Lima las especialidades de piano, armonía y composición, así mismo clases particulares de canto con la maestra Martina Jara. Integra el Coro Andino Juvenil a cargo de profesores venezolanos y del maestro Wilfredo Tarazona. Ese mismo año lanza al mercado un demo con dos temas promocionales: Triste y sola e Imillitay, los cuales tuvieron una gran acogida en el público. A raíz de esto, inicia la producción musical de un disco íntegro, paralelo a lo cual empieza a presentarse como solista en diversos escenarios de Lima, Huancayo, Ica, Pucallpa, entre otras ciudades.






Lanzamiento del disco y reconocimiento musical


En 2003 lanza su primer disco Dame una señal con dos recopilaciones y 8 temas de autoría propia, y realiza giras en Perú y EE.UU: Washington DC, Virginia, New Jersey y New York.
En el 2004 se postula a la Escuela de Teatro de la Pontificia Universidad Católica del Perú TUC, iniciando así sus estudios teatrales profesionales.
En el 2005 inicia el trabajo de su segunda producción musical que explora distintos ritmos y géneros del Perú, mezclándolos y fusionándolos. En el 2006 participa en el Festival de los Andes realizado en New Jersey. El disco Mil Caminos fue presentado con éxito en junio de 2007 en el Gran Parque de Lima, los sencillos Vida, Tusuy Kusun y Mil caminos se estuvieron promocionando en las mejores radios de provincia y la capital.







Viña del Mar y actualidad


El 24 de febrero del 2008 Damaris triunfó en la competencia folclórica de la IL edición del Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar, por su canción Tusuy Kusun, palabra quechua que en castellano significa "Bailemos", por la que se hizo acreedora de la Gaviota de Plata, que es el máximo galardón del festival. La misma Tusuy Kusun fue escogida para ser el himno utilizado para la cumbre ALC -UE (America Latina y el Caribe con la Unión Europea) que tuvo como sede el Perú, siendo interpretada por la artista en un show para la prensa extranjera causando mucha admiración por parte de los asistentes.
También en 2008, Damaris fue nominada para concursar en la IX edición de los premios Grammy Latino, en la categoría de Álbum folklórico, por su álbum Mil Caminos.
En febrero del 2009, participa nuevamente en el Festival de Viña del Mar compitiendo por la Lira de oro. Ese mismo año concursa en el reality "El show de los Sueños" versión peruana.


En septiembre del 2010 Damaris asume la conducción del programa folclórico Miski Takiy en su nueva temporada dedicado a difundir la música andina tradicional y contemporánea por la señal de TV Perú.


Así mismo Damaris tuvo un papel en la pélícula de 2011 Coliseo y en la musicalización de la obra de teatro Max y los maximonstruos de 2009.


Discografía

Dame una señal es el primer álbum de Damaris grabado en 2003 cuando la artista contaba con tan solo 17 años, se reeditó en 2007.
El tema central Dame una señal es un estupendo caporal donde la cantante interpreta con una voz inusualmente grave para su registro habitual la frustración de no sentirse querida por el ser amado.
Sin duda uno de los mejores temas del disco es Déjame amarte, una tierna balada romántica que además de destacar por su melodía cobra especial importancia y belleza su espectacular estribillo, que derrite a cualquiera.
Dulce ironía es una canción tremendamente sentimental y melancólica interpretada con gran dulzura por Damaris, donde la artista se frustra ante el desamor.
Casualidad es otra canción ya mucho más alegre y amena que además destaca por la viveza de su melodía en la que Damaris rememora un primer encuentro amoroso ya predestinado.
Primer amor es otra canción especialmente dulce y bella en la que Damaris lamenta el fracaso del primer amor y en la que la artista nos vuelve a conmover con su tremendo y sentido estribillo.
Jugaste con mi amor es una alegre toba que pese a que su introducción se parece demasiado a El último amanecer de Los Kjarkas después deriva en un nuevo canto propio del estilo de Damaris, con una melodía principal de nuevo espectacular. Siguiendo con Los Kjarkas, en este disco Damaris canta su particular versión del famoso tinku Imillitay, de forma mucho más moderna.
Y con el carnaval Pukllay Damaris deja a un lado el tema del romanticismo para reivindicar la cultura andina propia frente a las influencias extranjeras, este tema tiene más contenido instrumental que vocal, pero aún así sigue rindiendo a un nivel muy alto como casi todo el disco.
.
Mil caminos es el segundo y último disco de Damaris grabado en 2007.
La primera reseña de este disco pasa inevitablemente por esa maravilla que triunfó en el Festival Viña del Mar al año siguiente del lanzamiento del álbum, Tusuy kusun es una auténtica genialidad y acierto en la modernización de la música andina, cantado mayoritariamente en quechua e imprimiendo un ritmo vivo y nuevo denominado carnatronic, un tema cargado de energía y vitalidad que invita al baile, especialmente brillante su estribillo, sin duda la gran joya que nos ha legado Damaris.
En el disco encontramos otra serie de pequeñas maravillas con las que Damaris llega a nuestro corazón, como Vida, de nuevo un tema romántico interpretado a ritmo de chuntunqui con gran dulzura y ternura por nuestra artista, su estribillo vuelve a ser como siempre especialmente pegadizo. Otro buen chuntunqui es En mi soledad en el que Damaris lamenta el abandono de un ser amado, de nuevo con gran belleza y sentimiento.
Damaris recurre al folklore tradicional con Palomitay, que en realidad se trata de esa maravillosa tonada-huayño titulada Tikitas malvas tikitas, y que aquí Damaris vuelve a combinar magistralmente su estilo moderno con la dulzura de su interpretación vocal para derivar así en un resultado increiblemente bello y brillante.
Damaris recurre de nuevo a un tema aún más conocido obra de M. Núñez: Poco a poco, un huayño que con el tiempo se ha converido en todo un clásico de la música andina y que aquí Damaris vuelve a repetir su fórmula de combinar modernidad y dulzura, añadiendo además un bellísimo anexo musical propio que yo personalmente nunca había escuchado, otra interpretación brillante de Damaris.
La madre de Damaris, Saywa, colabora con su hija en este disco con el albazo Tu silencio, cantado parcialmente en quechua y español y que de nuevo trata del romanticismo, bastante bello.
Y Nace el día es un alegre y divertido canto al optimismo en el que destaca el acompañamiento de las zampoñas, además de por supuesto el talento interpretativo de Damaris.

Vídeos y colectivos

Siempre juntas es un vídeo de Damaris grabado en 2008 junto con su madre Saywa. Ambas interpretan de forma alterna una serie de temas propios ya grabados, por lo que este trabajo no aporta nada nuevo en si.
En febrero del 2011 Damaris participa del disco Pasión en los Andes en homenaje a las mujeres que lucharon por la independencia latinoamericana, grabando dos canciones:
Palabras a Micaela es una bella composición propia de Damaris dedicada a Micaela Bastidas Puyucahua, una heroína de la independencia del Perú hija de padre africano y madre indígena que fue cruelmente ejecutada en 1781.
Y La marinera es un homenaje a las mujeres marineras del Perú a ritmo precisamente de la marinera, género propio de aquel país.








A comienzos del 2010 Damaris inicia una serie de presentaciones a nivel nacional con el nombre de Volver a mi tierra junto a su madre Saywa acompañada de grandes artistas como invitados, en un espectáculo que buscó acercar a la gente al lugar de sus vivencias a través de las canciones.
El concierto entero se puede ver en youtube aquí y aquí.

Grupo Alturas


Si tenemos que citar al gran referente de la música andina en el Perú, muchos estaremos de acuerdo en coincidir con el grupo Alturas, el fantástico conjunto musical creado y dirigido por Édgar García con el objetivo primordial de dar a conocer al mundo la riqueza musical que esconde Perú: desde sus altas cordilleras andinas hasta la zona costera famosa por sus típicas marineras, pasando también por la zona de la selva amazónica, si olvidar una característica de identidad de este grupo: la interpretación de la música afroperuana, además de todo esto, el grupo Alturas también ha incursionado de vez en cuando por la Nueva Canción latinoamericana.
Actualmente los mienbros del grupo Alturas viven la mayor parte del tiempo en Madrid y Laredo, España, aunque no olvidan ocasionalmente viajar a Perú y otros países para ofrecer conciertos.
Personalmente tengo que comentar que en agosto de 2011 tuve la gran oportunidad de asistir a un concierto de Alturas en Rasines, un pequeño pueblo del Norte de España, fue un momento mágico e inolvidable para mi, ya que el concierto se celebró por la noche en el claro de un bosque en plena Naturaleza, verles tocar y oir sus instrumentos en aquel medio natural fue algo realmente bello...


Biografía

Grupo Alturas en 1985

A diferencia de otros grupos de música andina, con el grupo Alturas tenemos la gran suerte de que cuentan con un website bastante completo y bien referenciado, lleno de datos, fechas y nombres propios que pueden ser consultados en su dirección.

Édgar García Cossío, director de Alturas
Luis Medina
Por esta razón, yo me voy a limitar a sintetizar brevemente su historia con sus puntos más reseñables, pero recordad que podéis encontrar mucho más que esto en el sitio web del grupo.
El grupo Alturas se creó en la tuna universitaria Nueva Amistad el 22 de abril de 1978 por el actual director Édgar García Cossío y con el musicólogo Aurelio Tello Malpartida, el grupo inicial se completaba con Iván Catacora, Juan Carlos Dianteras, Percy Navarro y César González, con colaboraciones puntuales de Ada Allende.
El nombre de Alturas se adoptó a partir del famoso tema Alturas de H. Salinas que en su día popularizó Inti-Illimani y que además fuel el título del primer disco del grupo, la otra razón del nombre reside en que todos sus miembros eran originarios de las zonas altas del Perú.
En 1979 se integran a Alturas dos miembros más: Miguel Osorio quien se retirara en 1983, y Luis Medina aún hoy en el grupo. Ese mismo año actúan para la TV peruana gracias a una personalidad muy importante en la música folklórica: Nicomedes Santa Cruz.

Marco García Cossío, hermano del director Édgar, falleció en 2011.
Con motivo del primer LP del grupo en 1981, ingresa en él un hermano de E. García: Marco García Cossío, quien venía de otro grupo musical llamado Riqchay. Al año siguiente el grupo crea la Escuela Experimental de Folklore ALTURAS, bajo la dirección de I. Catacora, aunque solo permaneció activa durante 4 años.


En 1983 el grupo viaja a Bogotá e integran allí a Manuel García Reátegui, intérprete que ya tenía cierta experiencia musical por sus colaboraciones con grupos como Alborada o Kollahuara. En este mismo año, I. Catacora abandona el grupo Alturas para centrarse en su labor de dirección de la escuela, pero años más tarde este músico vuelve a grabar y actuar usando la marca Alturas, aunque el auténtico grupo Alturas denunció este hecho y ganó el juicio, I. Catacora sigue utilizando ilegalmente el nombre de Alturas, a modo de dato, este músico tiene además una hija que también se dedica a la música con el nombre artístico de Killary.


1986 supone un importantísimo año para Alturas con la incorporación del gran Luis Craff, distinguido arreglista y director de coros que se encargaría de la dirección, arreglos y preparación musical del grupo hasta 1992, es precisamente este artista quién le imprime al grupo una característica de mayor elaboración, tanto vocal, como instrumental en su repertorio, aspectos que han servido para su posterior desarrollo.
En 1987 recala en Alturas otro exmiembro de Alborada, Raúl Rodríguez. Con la creciente complicación de la situación política durante el año siguiente, Alturas se asocia con el conocido compositor de música criolla Luis Abelardo Núñez, cuyas obras tenían un gran componente de crítica social, y fueron valedoras para grabarse en el LP Por aquí pasaron.
En 1990 la situación política en el país era aún peor, y el trabajo de Alturas y otros grupos se hacía cada vez más difícil, por esta razón, Alturas emprende su primera gira internacional por el contienente europeo, especialmente por Alemania y Francia, donde grabaron su LP Música del Perú. Un año después se integraría en Alturas Sigiberto Velázquez y actuarían por primera vez en España.
En 1992, tras haber vuelto a cantar en Perú no sin poca dificultad, vuelven a España, donde integran a Enrique León. Ese mismo año Alturas actúa en la EXPO 92 de Sevilla e interpretan por primera vez la Misa Criolla de A. Ramírez con el Coral Salvé de Laredo.
A finales de los 90, Alturas fija su residencia habitual en Madrid, España, aunque continúan dando conciertos por otros países europeos y, muy ocasionalmente, por Perú. En 1998 Alfonso Pihuaycho Acero sustituye a M. García.


Ya en 2001 se integra a Alturas el también pintor y sikuri Alberto Calderón, en sustitución de A. Pihuaycho. Otra de las incorporaciones más recientes fue la del español Eusebio Blanco González en 2006, proveniente del grupo Huylca.
En 2007 el grupo Alturas actúa en el lugar más extraño que he oído yo que se halla interpretado música andina: la isla Mayotte, un pequeño y remoto archipiélago de soberanía francesa situado entre Madagascar y la costa oriental africana, muy cercana a las Islas Comoras. En 2011 fallece M. García Cossío.
En la actualidad Alturas ya cuenta con más de 30 años de experiencia musical, y sus integrantes son el director E. García Cossío, L. Medina Pajares, M. García Reátegui, S. Blanco González y Max León Gutiérrez, este último incorporado en 2010.


Discografía

En este apartado voy a enumerar tan solo los álbumes de la discografía oficial del grupo Alturas "legal" tal y como apareden en su website. A consecuencia de la malversación del ex-integrante I. Catacora, existen por ahí bastantes discos con la ínsupuesta autoría de Alturas que nada tienen que ver con el conjunto que nos ocupa. Y por otra parte subrayar que este grupo Alturas de Perú nada tiene que ver con conjuntos como Alturas de Machu Picchu, De las Alturas de los Andes, Altitud, o el exiguo grupo Alturas de Chile.

Alturas es el primer álbum del grupo, grabado en 1981, toma su título del propio grupo y del tema central Alturas, una de las grandes clásicas andinas compuesta por H. Salinas y del que Alturas hace una correcta aunque poco original versión.
La otra canción que he podido escuchar de este primigenio álbum es Yunka rata rata, un huayño tradicional peruano bastante alegre y bien ejecutado instrumentalmente, cantado a coro en quechua.
N/A
Flor de romero es un disco de 1985 que he podido escuchar en su integridad, pero que solo me han gustado un par de temas:
Uno de ellos tenía que ser obviamente Jacha uru, el famoso sikuri altiplánico de M. Gutiérrez que se hizo célebre por su canto en quechua que clamaba por un nuevo día en que reinara la justicia, y que aquí Alturas lo versiona con un ritmo algo lento para lo que suele ser normal.
El otro tema interesante es Kantutita, un kaluyo tradicional boliviano ejecutado esta vez con bastante más viveza y que en su día ya interpretó Savia Andina.
N/A
Por aquí pasaron es un álbum de 1988 cuyo tema central Por aquí pasaron es un huayño que se puede escuchar en youtube y que es obra del poeta Luis Abelardo Núñez, supone un homenaje a unos periodistas asesinados por fuerzas paramilitares en 1983 cuando la situación en el país era muy dura, tanto la melodía como la letra rezuman un gran sentimiento.
Una de las obras más célebres de Alturas que he escuchado es Nieve en los Andes, un huayño pandillero de Emilio Loza quien curiosamente tomó la canción original de una jota, un ritmo folklórico de las regiones españolas de Navarra y Aragón que en cualquier caso queda bastante bien, la pieza es ejecutada tanto con una compleja y correcta instrumentación como a capela y con acompañamiento único de percusión, esta amalgama musical hace que la pieza no se haga repetitiva en ningún momento, obra maestra.
Nace nuestro canto es un bello landó de Manuel García que habla simplemente de la vida cotidiana con sus diversos contrastes, envolviendo el dolor con la alegría, acariciando el desasosiego con la esperanza y acercando la realidad con la magia del ensueño, todo ello con un ritmo afroperuano muy bien llevado.
Y Por corazón una estrella es un correcto huayño de nuevo de L. Abelardo bastante emotivo en el que se reclama escuchar más al corazón para guiar nuestros pasos, tema muy bien estructurado.
El resto de temas aún no los he podido escuchar.

Canto de mil raíces es el primer disco de Alturas grabado en España ya en 1991. Por suerte, he podido escuchar íntegramente este disco del que destacaría cuatro temas:
El festejo afroperuano de Daniel Escobar titulado No tienen na' que igualmente supone un homenaje al ritmo del festejo importado por los escalvos traídos desde África al Perú durante el siglo XVIII y cuya temática suele tratar precisamente de la desigualdad interracial aún vigente hoy en día, en esta pieza destaca la variada percusión que utiliza Alturas.
Negrito es una estupenda obra de N. Santa Cruz que sigue con la mísma temática aunque a ritmo esta vez de habanera, y utilizando en su percusión el típico cajón que la mayoría de la gente cree erróneamente que se trata de un instrumento originario de España debido a su uso habitual en el flamenco
Montonero arequipeño es una marinera serrana tradicional excepcionalmente interpretada por los miembros de Alturas con su innegable calidad vocal. Y Sanjuanero es un alegre y movido joropo colombiano en el que precisamente se canta por y para el baile, otra de las mejores interpretaciones de Alturas.
Escúchalo aquí.
¡Huachi, Torito! Canciones toreras tradicionales de España y América es un disco colectivo de 1993 ideado por Paco Díez en el que participan Carmen Orte, María Salgado, Reyes Silva, Marino Bruña, Joaquín Díaz, Carlos A. Porro, José Ramón Cid, Alberto Jambrina y Edelio González, Elías Martínez y Eloy Velasco.
Debo advertir al coleccionista que el contenido de este disco no tiene nada que ver con la música andina, sino con canciones relacionadas con lo que reza su título, salvo las tres últimas pistas interpretadas por el propio grupo Alturas.
Una de ellas es Turu wilakuy, el velatorio del toro, un tema tradicional precioso y lúgubre en el que se rinde homenaje al toro la noche anterior a la corrida "sin muerte" que se practica en las serranías remotas del Perú.
Y Pastur wamani suyaykullaway es otro canto sacado de los versos de la canción de la herranza o marcación del ganado de Paras, departamento de Ayacucho, recogidos por Leandro R. Bellido y recopilados en "La Sangre de los Cerros", de Rodrigo, Edwin y Luis Montoya.
Escúchalo aquí.
... Y una canción es un disco de 1993 del que yo comentaría tres de sus temas:
Sajras es una bella canción instrumental muy folklórica originaria de la ciudad de Cusco en la que brilla con luz propia su rica y cuidada instrumentación, una pieza de profundas raíces andinas.
Negrito del altiplano es un tema propio de los hermanos García Cossío y ejecutado a ritmo de tuntuna, otro de esos ritmos que surgieron por el mestizaje que surgió con los esclavos traídos de África, tema del que trata precisamente esta canción, muy movida y alegre.
Y como no citar El canelazo, el famosísimo albazo tradicional del Ecuador que curiosamente en el disco se afirma que el ritmo de este tema se llama cachullapi, los amantes de la música andina seguro conocerán multitud de versiones del célebre canelacito, aquí tienen una buena muestra.
Escúchalo aquí.
Entre tanto canto es un trabajo de 1995 en el que destacan los siguientes temas:
Busco un ratón es una composición de L. Medina y M. García que pretende despertar ese "ratoncito" inquieto que mora en cada uno de nosotros y que busca el camino que le permita crecer en el amor.
El mayoral es otra de las grandes joyas que nos ha brindado Alturas de nuevo con sus raíces afroperuanas, el mayoral era el representante del amo ante los esclavos, muchas veces más despiadado que éste, a pesar de haber estado en algún momento en la misma condición de esclavitud.
Mándame quitar la vida es una marinera de N. Santa Cruz interpretada a ritmo de jarana, una variedad particular de los barrios criollos de Lima.
Escúchalo aquí.





Misa Criolla - Musik der Neuen Welt se grabó en 1996 en Alemania en el Studio Vocale Karlsruhe bajo la dirección de Werner Pfaff y la colaboración de Silvia Barrios.
En youtube se pueden escuchar sus primeras pistas correspondientes a la Misa Criolla compuesta por A. Ramírez y de la que se conocen tantas versiones.
El disco se completa con otras 12 canciones que aú no he podido escuchar.
N/A
Más que un oficio es otra idea original de Paco Díez plasmada en este álbum colectivo de 1997 que cuenta con la participación de más de 40 músicos de 22 conjuntos musicales originarios de todo el mundo.
Alturas tan solo interviene en dos pistas: El novio torero, una pieza típica castellana que aú no he podido escuchar, y La molinera penando.
N/A
Festejo... desde la piel es seguramente el mejor disco de Alturas, grabado en 1998.
La primera canción es precisamente un festejo titulado Rompe cajón, el festejo es otro de los ritmos afroperuanos que el grupo Alturas nos hace descubrir con su música, la composición corre a cargo de Manuel García y L. Medina, este último se encarga entre tras cosas de golpear el cajón, el instrumento de percusión originario de la costa peruana y que muchos pensábamos erróneamente que era exclusivo del flamenco español.
Tu nombre es una Nueva Canción de Marco García cantada con bastante sentimiento y en la que interviene un violín en su instrumentación, trata de los encuentros y la soledad.
Manuel García y L. Medina presentan aquí un excelente motivo andino de aire tradicional titulado A ti, una canción de amor de nuevo muy emotiva que plasma perfectamente el sentir romántico del hombre andino ligado a los elementos naturales, realmente bello tema.
Volar al cielo es una simpática habanera de Manuel García que anima a vivir luchando por el bien para después volar al cielo, en esta pieza podemos escuchar un curioso instrumento de percusión que consiste en la quijada de una vaca que al golpearla rechinan sus dientes mediosueltos, obteniendo así un sonido característico.
Marco y Manuel García compusieron aquí una de las piezas más logradas de Alturas: Markahuasi, un magnífico motivo andino inspirado en la esencia del Markahuasi, un bosque de piedras situado a 4000 m de altitud cerca de Lima, una canción mágica para describir un paisaje mágico.
De las cumbres andinas a la selva amazónica, con El pifanito, de Adolfo Sandoval y Manuel García, supone una simpática canción que trata del pifano, un instrumento tradicional de la zona selvática que se hace a partir de tibias humanas y que se utiliza con fines religiosos.
Carpintero tradicional es un santiago tradicional adaptado por E. García donde se plasma el mestizaje en la cultura popular de Perú, en este caso se trata de un villancico cantado en quechua y español y ejecutado con varios instrumentos, uno de ellos es el waqrapuco, una trompeta hecha con un cuerno de vaca.
Y Niño lindo es un aguinaldo venezolano anónimo interpretado por los niños de la Coral de la Escuela Intercomunal de Música del Sudeste Tolosan de Francia, se trata de otro villancico donde los niños del coro y las quenas de Alturas dan a la canción una ternura y belleza de enorme dimensión.
Escúchalo aquí.

Herederos del viento es un álbum de 1999 que cuenta con la colaboración de Gustavo Patiño, Rodolfo Moya, Pancho Cabral, Resolana y Lelo González.
N/A
A mi patria es un disco grabado en Alemania en 1999 en el que participan además Carmen Flores, Susana Baca, Máximo Damián, el Cuarteto Musical Pauza de Jaime Guardia, Raúl García Zárate, Félix Casaverde y Los Románticos de Sicay.
N/A
Navidad nuestra y cantos latinoamericanos es el último de los tres discos que Alturas grabó en 1999, y que además contó con la colaboración del Ensemble Vocal de Castanet-Tolosan bajo la dirección de Michel Touton.
La peregrinación es una famosa huella pampeanade Félix Luna y Ariel Ramírez, autor este último de la archiconocida Misa criolla, la pieza está magistralmente interpretada por Alturas y el coro de M. Touton, acompañados además por un piano soprano.
Del resto del disco resaltar si cabe una espléndida versión de El cóndor pasa del peruano A. Robles en la que hay que destacar su emotividad y fastuosidad que dan los coros a la pieza, pero sobre todo a una innovadora e inédita letra escrita por J. M. Muñoz, y que se puede leer en este enlace, una versión realmente bella del clásico de clásicos de la música andina.
Y por último hay que citar el taquirari boliviano Naranjitay, otro tema que notabiliza su belleza con la interpretación de los coros, el tema ya fue interpretado anteriormente por Los Calchakis.
Escúchalo aquí.

Déjame que te cante es el último álbum de estudio de Alturas, grabado en 2005, bastante flojo en tanto que apenas presenta temas nuevos.
De ellos, únicamente resaltaría un par de temas. Verde, una alegre zamacueca de L. Medina y E. García que trata del respeto al medio ambiente, la temática ecologista siempre ha estado presente en el canto andino en mayor o menor medida.
Y por último uno de esos grandes temas ancestrales y mitológicos que últimamente ya no se hacen, toda una obra maestra reverencial lograda con sonidos primarios y arcaicos que podemos degustar con Ollanta, un increible yaraví que sin duda es de lo mejor de Alturas y de la música andina ancestral en general, dedicado al guerrero Ollanta, uno de los más célebres capitanes de la guardia de la princesa Cusi Qoyllur, hija de Pachacutec.
Escúchalo aquí.

Perú, mil razones para nuestra solidaridad es un disco colectivo de 2006 en el que intervienen Nayo Ulloa, la Familia Rodríguez, Elena Romero, Jaime Guardia, Ronie Quilca, Julie Freund, Homero Oyarce, Eduardo Salazar, el conjunto Ucayali y Paco Mejorada.
N/A

Traducir

Buscar en este blog