Dúo Benítez & Valencia y La Vasija de Barro


En ocasiones los genios compositores e interpretativos se combinan entre si creando unas valiosas sinergias artísticas que embellecen el resultado final de sus obras. En este blog ya hablé en su día de los argentinos Ariel Ramírez y Félix Luna, quienes combinaron brillantemente sus dotes artísticas para crear, entre otras obras, la Misa criolla, esta entrada la voy a dedicar a dos genios ecuatorianos: Gonzalo Benítez Gómez y Luis Alberto Valencia Córdoba, y desgranaré la que sin duda ha sido su gran aportación a la música andina: Vasija de barro.



El dúo


Nuestros dos artistas se asociaron allá por el lejano 1942, dándose a conocer popularmente como el dúo Benítez & Valencia. A partir de ese año el dúo iniciaría sus presentaciones en la radio HCJB La voz de los Andes, donde actuaban con el apoyo instrumental del conjunto Los nativos andinos, dirigido por Marco Tulio Hidrobo.


El antiguo presidente de Ecuador Carlos Julio Arosemena obsequió a la pareja con la Condecoración Nacional en el grado de Caballeros en 1962. 
Su período de actividad fue bastante longeva, y solo la muerte de Valencia en 1970 deshizo profesionalmente la pareja artística. A partir de entonces, Benítez siguió su carrera en solitario hasta que finalmente falleció en 2005.


Tras estos largos años de colaboración, el dúo nos ha obsequiado con bellas piezas folklóricas interpretadas a ritmos básicamente ecuatorianos, como el albazo, aunque por supuesto también otros tantos esquemas andinos más universales. De sus mentes privilegiadas han salido joyas como Puñales, Taita Salasaca, Desdichas, y por supuesto Vasija de barro.


Gonzalo Benítez Gómez

Nació el 14 de enero de 1915 en la ciudad de Otavalo, Ecuador, y ya con tan solo 10 años hizo su primera presentación artística a nivel escolar, conformando la Estudiantina de la Escuela 10 de Agosto dirigida por el compositor Guillermo Garzón Ubidia.


Benítez era hijo del compositor Ulpiano Benítez Endara, de quien seguramente heredaría su pasión por los pasacalles, albazos, tonadas y danzantes, que más adelante los plasmó en bellas composiciones musicales y las grabó por primera vez en 1939 para el sello RCA-Víctor. Se estima que a lo largo de su carrera artística llegó a grabar más de 1000 canciones.
Benítez ingresa en el colegio Juan Montalvo en Quito para cursar los estudios de educación secundaria, fue precisamente aquí donde conoció a su futuro gran colaborador Valencia.
A partir de ese momento la fama y popularidad del dúo fue creciendo enormemente. El presidente ecuatoriano León Febres-Cordero obsequió a Benítez con la Condecoración Nacional en grado de Oficial en 1987, y ya en 2001, Gustavo Novoa hizo lo propio en grado de Gran Oficial.


Benítez falleció el 5 de septiembre de 2005 en Quito tras padecer un cáncer de próstata que lo mantuvo ingresado durante sus últimos 9 meses de su vida, tenía 90 años de edad.


Luis Alberto "Potolo" Valencia Córdoba

Existe muy poca información de este músico. Nació en Quito el 23 de abril de 1918. Al igual que su compañero, le picó el gusanillo de la música desde muy joven cuando estudiaba en la escuela Leopoldo N. Chávez. Al cumplir la mayoría de edad se dedicaría enteramente a la música, cantando duetos con grandes voces como Carlota Jaramillo y finalmente con su gran compañero Benítez, con quien labró una fructífera carrera artística.
En la ciudad de Riobamba realizó su última presentación con Benítez en 1970, mientras cantaban el yaraví Desesperación, Valencia sufrió un desmayo y fue trasladado a una clínica de Quito, pero se hallaba ya en coma y muy poco se podía hacer por su restablecimiento. Falleció el 25 de octubre.





Discografía

El dúo Benítez & Valencia tiene en su haber bastantes composiciones recogidas en numerosos discos que enumerarlos todos sería probablemente imposible, no obstante recogeré aquí las portadas que he ido encontrando.


Escucha aquí Nostalgias y recuerdos.
Escucha aquí Benítez-Valencia.
Escucha aquí Recuerdos del dúo.
Y tras la muerte de Valencia, Benítez grabó un par de discos en solitario:



Vasija de Barro

Sin duda la gran obra de este dúo de artistas es precisamente Vasija de barro, una joya de enorme dimensión que todo amante de la música andina debería conocer, y que de hecho los artistas y conjuntos andinos han versionado bastante con mayor o menor acierto.

El origen, cuadro de Oswaldo Guayasamín que inspiró la Vasija de barro.
Vasija de barro fue en principio un poema escrito por Jorge Carrera Andrade, Jorge Enrique Adoum y Hugo Alemán en 1950, estos poetas se inspiraron en un cuadro pintado por Oswaldo Guayasamín titulado El origen. Benítez y Valencia agregaron su famosísima partitura musical a ritmo de danzante, dando como resultado una de las mejores y más sentidas piezas del folklore andino. Sin duda es una canción singular cuyo estilo y atmósfera nos traslada a un ambiente rural y tradicional donde el campesino evoca a la muerte entregándose resignado a su inevitable final, que debe ser en una tinaja de barro, tal y como sus antepasados incas volvieron a la tierra de donde surgieron. Así es como reza el poema:

"Yo quiero que a mi me entierren... como a mis antepasados [1]
en el vientre oscuro y fresco... de una vasija de barro             [2]

Cuando la vida se pierda... tras una cortina de años               [3]
vivirán a flor de tiempo... amores y desengaños                       [4]

********

Arcilla cocida y dura... alma de verdes collados               [1]
barro y sangre de mis hombres... son de mis antepasados [2]

De ti nací y a ti vuelvo... vasija vaso de barro                   [3]
con mi muerte yazgo en ti... en tu polvo enamorado"        [4]

(todas las líneas se recitan dos veces)

El dúo Benítez & Valencia grabó este tema por primera vez en 1956, con la colaboración de la pianista Lucila Molestina de Pólit, el flautista Eduardo di Donato, y la orquesta dirigida por Manuel Espín, el danzante se convirtió inmediatamente en un gran éxito de ventas. Gracias a youtube podemos escuchar esa primigenia versión de Vasija de barro de 1956:


En cuanto a las versiones hay que decir que esta pieza se ha grabado e interpretado tanto a nivel instrumental como vocal, por conjuntos andinos y no andinos, llegando a transpasar fronteras. Aquí en España el cantante social Paco Ibáñez interpretó muy acertadamente su particular versión. En cuanto a versiones meramente andinas es muy difícil afirmar quién ha realizado la mejor interpretación del tema, a mi hay una que me gusta particularmente de un conjunto no muy conocido llamado Los Huayanay, y que hacen una versión instrumental realmente bella:


Y en cuanto a versiones ya cantadas, hace no mucho K'ala Marka grabó una versión con un coro francés realmente impresionante:


Solfeo

A continuación incluyo la partitura de Vasija de barro en Do mayor siguiendo un compás 3x4 típico de los danzantes ecuatorianos. He indicado con números las frases que se corresponden con los versos que hemos visto antes, nótese que todas esas frases se repiten dos veces cada una.


En la siguiente frase vemos que hay una alteración en Si bemol en los acordes:


Y el final:

Tras un interludio instrumental, las frases se repiten una vez más con la siguiente tanda de versos.

3 comentarios:

  1. Me gusto mucho esta pagina.,a momento escribo un aticulo de la historia de Vasijo de Barro para una publication se llama' Grapevine 'una revista de la Circle Dance Network UK sin beneficios monetarios . Tenemos una baille sagrado ' White Bird' es un baille por la paz y es con esta cantion.
    Quiro poner una photo de Benitez y Valencia con el articulo. De quien pregunto por el permissio?

    ResponderEliminar
  2. Excelente artículo, pero también existe una versión muy andina realizada por el grupo Altiplano de chile que transmite mucha energía

    ResponderEliminar
  3. Me gusta el blog y me esta haciendo aprender cosas nuevas. Fabuloso

    ResponderEliminar

Traducir

Buscar en este blog

Cargando...