Sukay


La música de Sukay, variada como pocas, es el resultado de una profunda investigación del folklore milenario que ha dado como resultado uno de los trabajos musicales más notables del universo andino.


En el idioma quechua, Sukay es un verbo que significa arar la tierra para su posterior siembra, una actividad ancestral que aparece en la portada de alguno de sus discos.



Este magnífico grupo se ha nutrido de la sabiduría y experiencia de grandes virtuosos de la talla de Gonzalo Vargas, Eddy Navía o Carlos René Crespo, y eso evidentemente tiene una gran repercusión a la hora de plasmar y ejecutar el arte musical.

Sukay es, sin duda, uno de los grandes de la música de los Andes, ineludible y totalmente recomendable para los amantes del género.






















Biografía

Quentin Badoux en Sucre


Quentin Badoux






























Quentin Badoux es una musicóloga estadounidense que tuvo su primer contacto con la música andina durante un festival folklórico y según cuenta ella, aquella música le llegó al corazón.
Quentin aprendió a tocar los instrumentos andinos de viento y emprendió con su marido Edmond Badoux (n. Suiza 1940) un viaje de estudio del folklore andino que duró 15 meses (1975-76) y que les llevó a recorrer países como Perú, Bolivia y Ecuador.

El matrimonio Badoux, Edmond y Quentin, fundadores del grupo en 1975.
Finalmente los Badoux se asociaron con los bolivianos Javier Canelas y Gonzalo Vargas para formar el grupo Sukay, el cuarteto inicial residió y grabó en EEUU y Canadá, difundiendo así la música andina por toda Norteamérica.

Edmond Badoux, actuando en solitario.
Antes de integrar Sukay, formó parte de un grupo radicado en Montreal (Canadá) llamado Los Quinchamali.
El cuarteto original de Sukay: Javier Canelas, Edmond y Quentin Badoux, y Gonzalo Vargas.


En 1978 graban en Vancouver (Canadá) su primer LP Music of the Andes.

Tras el segundo LP Pacha Siku de 1979 se consumó la primera etapa de Sukay y el grupo se disolvió. Edmond formaría más adelante otro conjunto llamado Chaskinakuy, mientras que G. Vargas se integra en Khanata y más adelante fundaría el grupo Inkuyo.
Quentin se separa de Edmond y recupera su apellido original: Howard, la directora de Sukay es también artista plástica, y ha diseñado e ilustrado portadas de laguno de los discos del grupo.

Sukay en 1981, aún conservando la formación original

Formación renovada de 1985
Segunda formación de Sukay en los años 80.























A lo largo de su historia, Sukay ha llevado su música a importantes escenarios como el Carnegie Hall, el Avery Fisher Hall del centro Lincoln, el Auditorium Masónico de San Francisco & Teatro Herbst, el Centro Calgary de las Artes Escénicas, o el Instituto Smithsoniano, y ganaron además un premio Naird indígena.






Formación de Sukay en los años 90.
De izquierda a derecha Enrique Coria, Quentin Howard, Eddy y Gabriel Navia.


















Ya en los años 80 Sukay renace con nuevos músicos reunidos por Q. Howard: Omar Sepúlveda y Carlos Crespo, este último músico contaba ya con una gran experiencia en otros conjuntos como Wiñay, Proyección-Kjarkas, Collada y Antawara, y de esta forma Sukay inicia su segunda etapa grabando cuatro álbumes más hasta 1990, cuando el grupo se vuelve a desintegrar.
O. Sepúlveda marcha al grupo Inkuyo junto con G. Vargas, y C. Crespo hace lo propio fundando su grupo llamado Aymuray.
En 1990 comienza la tercera epoca, quizás la más importante de Sukay. Q. Howard consigue reunir a dos ex-integrantes de Savia Andina: el gran charanguista Eddy Navía y el vientista Alcídes Mejía, durante un año también trabajó en Sukay el ex-vocalista del grupo Proyección Yuri Ortuño, quien llegó a grabar el disco Cumbre - The summit.


También formó parte del grupo Enrique Coria, el gran guitarrista argentino con quien Sukay grabó sus últimos trabajos. También ha grabado con Sukay el hijo de E. Navía, Gabriel Navía, su primer trabajo profesional con tan solo 12 años de edad!!!
Sukay siguió grabando álbums hasta 1999, también ha editado métodos de aprendizaje para instrumentos andinos. Hoy día el grupo regenta en San Francisco un centro gastronómico-cultural llamado "Peña Pachamama", donde organizan numerosas representaciones musicales.







Quentin Howard
Quentin se casó finalmente con E. Navía en EEUU, por tanto ahora su nombre real es Quentin Navía, de acuerdo a la ley de EEUU por la cual una mujer adopta el apellido de su marido cuando se casa con él.












Discografía

1ª etapa 1978-84

Music of the Andes es el primer LP de Sukay, grabado en 1978, cuya portada es un bello trabajo pictórico de Quentin Badoux.
Inspiración es un buen albazo ecuatoriano bien ejecutado. Kunatakiraqui es un huayño bien cantado en quechua y español, muy romántico y buenos cambios de ritmo, lo que aporta diversidad a la pieza que en si solo consiste en una frase.
Por tu santo es una simpática serenata peruana titulada también Kurosima en una grabación posterior, muy buena melodía ejecutada con el acordeón de Pierre Guerin y el violín de Elliot Selick, aunque se estropea un poco con el acento inglés de Quentin. Decepciones es otro albazo que habla de la dureza del vivir día a día, muy correcta y original pieza. Y La pastora es una correcta versión que ya conocemos bastante de A. Domínguez.
Escúchalo aquí.
En 1979 Sukay graba en California Pacha Siku, un trabajo muy superior al anterior, con una bonita portada por cierto.
Morenada de los sapos es una de las mejores piezas, una joyita de G. Vargas quién más adelante la volvería a grabar con Inkuyo, variedad y belleza de estrofas, alteración de ritmos e instrumentos, perfecta. Mayurista es una tonada de Potosí ejecutada solo a charango y coro de voz, simple pero con fuerza.
La banda de Peña Herrera es un albazo tocado con ocarina y quena muy correcto, con buen acompañamiento de guitarra. Pacha siku es el tema que da título al disco, una magnífica sikuriada de G. Vargas que también volvería a grabar más adelante con Inkuyo, quizá la mejor sikuriada que yo conozca, una frase simple con fuerza que se ejecuta en varias octavas. Pobre ninge es un simpático sanjuanito muy bien interpretado a duo con quena y guitarra, y la diversidad de estrofas hace que la pieza no sea monótona como le ocurre a muchos sanjuanitos.
Carrito es un huayño peruano cantado por Quentin en quechua y español, muy bella melodía, pero se repite demasiado. Y Tarkeada es una de las pocas canciones arcaicas que me ha gustado, la melodía es particular y además en una de las estrofas es tarareada por los ejecutores.




2ª etapa 1985 - 1989

En 1985 vuelve un Sukay refundado y reforzado con el disco Socavón, donde Carlos Crespo incorpora varios temas intersantes, como el propio Socavón, una buena morenada que evoca al trabajo del minero, con mucha versatilidad de estrofas. Por creer en el amor es una saya también de Crespo, muy romántica y melancólica, similar y también buena es la saya En tu partida, muy correcta y triste.
Rosay es un huayño ya de O. Sepúlveda, muy conocido pero para mi quizá se hace monótono. Vidalitay es un tema argentino melancólico cantado por Howard, una pequeña maravilla que habla del desamor, excelente tema.
Pero sin duda la gran joya del disco es Toro barroso, una magnífica y conocida bomba del Ecuador muy bien ejecutada con la quena, pieza rica con variadas y originales estrofas, totalmente imprescindible.

Tutayay es el cuarto disco, grabado en 1986, donde Crespo tiene también una importante participación. La propia Tuyayay es obra suya, un excelente trote bien ejecutado con la quena y grandes interludios de charango y zampoña, de lo mejor del grupo sin duda. Te extrañaré es una saya del mismo autor, bastante correcta y bien cantada.
O. Sepúlveda compone Sanjuanito de Amanecida, otra de las clásicas de Sukay, magnífica pieza basada en el buen ritmo del charango y acompañada por dos estrofas tocadas con zampoña y quena aguda.
Mama Victoria es un albazo muy bien ejecutado con las quenas, pero quizá algo repetitivo. Es una noche alegre es un huayño peruano muy similar a Por tu santo, enriquecido con coros.
Y Solo por tu amor es otro albazo que en su día también interpretó el grupo Proyección, correcta versión.

Mama Luna es otro disco de Sukay grabado en EEUU en 1987 donde Crespo vuelve a ser el compositor principal, también con el tema Mama Luna que da título al álbum, un lamento muy correcto tocado con zampoña malta. Sauce llorón es otra pieza clásica de Sukay, también de Crespo, una cueca que también interpretó Savia Andina. Hoy te pido es un sanjuanito clásico de Crespo cantado a duo con Howard, buena ejecución.
Ajena a mi es sin duda el gran tema del disco, y uno de los mejores de Sukay sin duda, es un huayño de Y. Ortuño, con una fuerza y melancolía fuera de lo común, con excelentes interpretaciones de charango y zampoña en su interludio, impresionante y totalmente recomendable. Amamé es otra obra de Y. Ortuño quien ya interpretara con Proyección, otro magnífico huayño sin duda. Sublime amor también es de Y. Ortuño, un trote con bastante diversidad de estrofas, algo que a menudo se echa de menos. Y por último Nuca llajta es un sanjuanito al que yo le tengo un gusto especial, interpretado por muchos otros intérpretes, esta versión es de las mejores que he oído.

En 1988 Sukay graba Huayrasan, un disco bastante irregular respecto a los anteriores, que pedía ya el cambio que se produciría poco después. Según reza su contraportada, este trabajo está dedicado a Steve Burdick, un folklorista norteamericano gran conocedor de la cultura andina.
Mandolinita es una buena pieza de Crespo aunque no muy bien cantada por Howard, a quien le falla su acento inglés. Tú eres mentirosita es un albazo cantado a dúo por Crespo y Howard, bastante correcto.
Yayakarwi es sin duda el mejor tema del álbum, un excelente trote de Crespo y Howard ejecutado a charango y quena con un buen interludio de toyos, ritmo muy fuerte y marcado. Y otra bella canción que salva al disco es San Juan, un sanjuanito clásico y muy bello.
Escúchalo aquí.







Ese mismo año Sukay lanza su único recopilatorio: Instrumental, una colección de temas exclusivamente instrumentales que se grabaron en trabajos anteriores. Escúchalo aquí.

3ª etapa 1990 - 1999

El álbum Cumbre/The summit de 1990 supone el inicio de una nueva etapa de Sukay, integrada ahora por varios ex de Savia Andina. Pasaremos por alto algunos clásicos de este disco que ya interpretó Savia años atrás, pero si quiero comentar el tema Cumbre por su grandiosidad, ya que es infinitamente más elaborado y rico que el original, es una pieza prodigiosa con una instrumentación mucho más rica, una mayor definición y sobre todo mucha más fuerza sentimental, me atrevería a decir que es el mejor trabajo de la historia de Sukay.
Otra de las maravillas de este disco, ya original, es Paloma del alma mía, un triste huayño de A. Céspedes que también interpretó Proyección, sin duda una de las mejores canciones románticas de la música andina en general. Desde lejos es un simpático tema potosino no muy bien cantado por Howard, aún así se deja oir por su excelente melodía. Y por último Ocaso es un trote interesante de Navía muy bien ejecutado, con un ritmo trepidante.
Escúchalo aquí.





En 1991 Sukay graba Return of the inca, otro álbum donde se recogen muchos temas clásicos de Savia Andina que ya comenté en su respectiva entrada.
No obstante también encontramos piezas originales como la famosa Salaque, un zapateo cantado por Howard y que en su día también cantó Zulma Yugar, bien ejecutada y cantada. Otra buena canción original cantada alegremente por Howard es Pampa fiesta, un huayño bastante alegre con un ritmo muy vivo.
Escúchalo aquí.
Sukay graba aquí Navidad andina en 1993, un conjunto de motivos más o menos navideños. Quizá el mejor tema del disco sea el conocido chuntunqui de Ulises Hermosa Tarajchi, interpretado por otros muchos grupos.
La peregrinación es otro tema clásico del disco, con una conjunción perfecta entre la quena y la zampoña. Pata pollerita es un tinku cantado por Howard y Enrique Coria, bastante simpático.
En el álbum encontramos algunos villancicos conocidos como Greensleeves o Noche de paz, bien interpretados por Sukay.
Escúchalo aquí.
Encuentros/Meetings es otro disco de Sukay, grabado en 1995, donde vuelven a alternar temas clásicos de Savia como Cacharpaya del indio o Rebelión de cóndores con otros clásicos como el propio Encuentros o el archiconocido Carnavalito humahuaqueño cantado con Y. Ortuño. En definitiva este disco aporta pocas cosas nuevas, aunque si que hay que resaltar las versiones de Sariri tinkuna y Pururunas, que aún siendo piezas ya demasiado versionadas, las que se ejecutan aquí son de lo mejor que he podido escuchar, especialmente la segunda, huayño original de Los Kjarkas, soberbia.
Un tema ya original y muy bueno es Princesa del Sol, un gran sanjuanito de Navía ejecutado en dúo de quenas.
Escúchalo aquí.







En Love songs of the Andes, grabado en 1996, el grupo se olvida ya algo de los clásicos y se centra en nuevos temas. Los dos primeros son especialmente emotivos: Aquella noche es una de las canciones más conocidas del grupo, excelentemente cantada por Ortuño y Howard, una composición muy cuidada. El otro tema es Paloma del alma mía, canción repetida y ya comentada.
Vidalitay es otra canción melancólica, muy en la onda de las anteriores, que habla de la tristeza por la pérdida del ser amado, un tema que esos que transmiten mucha sensación. Y por último la excelente Saya de amor, una saya hecha al uso muy amena y bien cantada por Howard y Ortuño, en su día también interpretada por el grupo Amaru.
Escúchalo aquí.

Andean pan pipes es la última grabación en solitario de Sukay en 1999, donde vuelven a interpretar clásicos de Savia como Kokolito, Cóndor solitario, Nevando está etc.
Un último disco que tampoco aporta ya demasiado. Pucaicha es un alegre sanjuanito tocado también con violín a ritmo bastante vivo y alegre. Recuerdos de Calawaya es una pieza dividida en dos partes bien ejecutada con diferentes juegos de zampoña, qúe hubiera quedado mejor si no fuera por su excesiva duración.
Aleluya es un tema religioso que en su día también interpretó Altiplano, quizá algo simple, pero buena melodía. Y por último Luna de Cristal es una buena toba de Navía, muy alegre y sencilla.
Escúchalo aquí.






Discos adicionales con la banda Pachamama

A partir de 1999 Sukay regenta el centro cultural Peña Vip Pachamama en San Francisco y colabora en la creación de una nueva agrupación, Pachamama, con la que graban algunos álbumes, el primero de ellos sería La llamada/The call, donde todos los temas son autoría de E. Navía. La canción principal La llamada es un gran taquirari bien estructurado donde se adivina el inconfundible estilo de su artífice. Vuelven a aparecer temas de Savia y Sukay grabados anteriormente como Danza del sikuri, La lechera o Nacimiento en la puerta del Sol, pero también encontramos temas nuevos como Sol y viento, una sicuriada enriquecida con violín y tocada con tres juegos de zampoña.
Escúchalo aquí.

Canciones de amor es otro disco de la relativa reciente actividad del conjunto Pachamama, grabado supuestamente a principios de siglo, en el que el matrimonio Navía recopila una serie de temas románticos, algunos repetidos ya de álbumes anteriores de Sukay, pero en casi todos los temas podemos disfurtar de la excelente voz de Y. Ortuño.

EN CONSTRUCCIÓN

En 2007 Sukay y Pachamama Band graban Carnaval del mundo.

3 comentarios:

  1. HERMANO SERA POSIBLE QUE LOS RESTURES LOS ENLACES YA HAN CADUCADO TODOS PERDON POR LA MOLESTIA MIL GRACIAS ATTE: AMANTES DEL FOLCLOR DE LOS ANDES

    ResponderEliminar
  2. De Pachamama conozco dos nuevos discos: Canciones de Amor (Love Songs of the Andes) y Great Instrumentals of Bolivia: Music of Eddy Navia

    ResponderEliminar
  3. te falta "music from the bartender at peña pachamama"

    ResponderEliminar

Traducir

Buscar en este blog

Cargando...