Inkuyo


La música de Inkuyo, etérea e intemporal, nos invita a viajar a las más remotas aldeas de la cordillera andina, donde la vida transcurre con la misma rutina desde hace siglos, con unos sonidos y estilos muy artesanales pero innovadores a la vez.


Y es que pocos grupos mantienen esa esencia tan pura en sus interpretaciones, Inkuyo ha mantenido su estilo propio a lo largo de sus 8 álbumes, nutriéndose además de la experiencia y buen hacer de sus miembros.


Integrantes

Gonzalo Vargas

Fundador y director de Inkuyo. Originario de una aldea remota de montaña llamada Tapajkari en Bolivia, donde vivió y sintió profundamente las costumbres ancestrales del pueblo andino, retransmitiéndolas más tarde a través de sus magistrales composiciones e interpretaciones.
Ha trabajado también para otros grupos, como Khanata y sobre todo Sukay, con quien firmó sus dos primeros álbumes a finales de los 70, contribuyendo decisivamente a la difusión de la música andina en EEUU y Canadá.
Su especialidad son los instrumentos de viento.

Pamela Darington

No es muy frecuente encontrar mujeres en los grupos andinos, y menos estadounidenses. Esta californiana estudió la cultura y lenguas originarias de Sudamérica y conoció a Vargas en 1983 con quien formó el grupo Takisun, también formó parte de otro grupo llamado Kuska, hasta que fundó también con Vargas el grupo Inkuyo en septiembre de 1988.

Jorge Tapia

Otro músico afincado en EEUU, aunque nació en Chile, con tan solo 18 años formó su primer grupo: Canto Libre, más tarde tuvo problemas con la dictadura y formó una de tantas agrupaciones chilenas que apoyaban la democracia en aquel país, como Kamanchaka, y que vio nacer un nuevo género musical: la Nueva Canción Latinoamericana.

Omar Sepúlveda

También chileno, trabajó con identidades musicales tan importantes como V. Parra, Quilapayún e Inti-Illimani. En 1973 también sufre las consecuencias de represión de la dictadura y se exilia a EEUU donde aprende música andina. Ha trabajado en grupos como Kamanchaka y especialmente en Sukay durante los años 80.

Daniel Zamalloa

Originario de Cuzco, Perú. Con solo 8 años ingresó en una orquesta donde estudió violín, con ello asimiló experiencias y conocimientos tanto musicales como culturales viajando a lo largo de la región andina, colaborando con grupos como Perucanto, Garua, Willkamayu, Nasca o Lunahuana. Se integró en Inkuyo en 1994.

José Luis Reynolds

Músico boliviano, de otra remota aldea del altiplano llamada Colquiri. Empieza a tocar música con 13 años y más adelante se integra en grupos como  Kollasuyo, Melodía y Arawi. En 1993 funda en EEUU la agrupación Karumanta. Se integró en Inkuyo junto con Zamalloa en 1994.

El grupo Inkuyo en un estudio de grabación.
Otros artistas que han colaborado en Inkuyo son Salomón Pérez, Fernando de Sanjinez y Braulio Collarana.










Discografía

Inkuyo grabó su primer álbum en 1990 Land of the Incas.
Es un gran disco, quizá el mejor de la discografía, con una primera canción importante: Wipala, que fue incluida en el documental Baraka realizado por Ron Fricke. Uña es una pieza de U. Ramos, un huayño perfecto donde se conjugan las quenas con un buen acompañamiento de charango.
Khusillo es una de las mejores canciones de Inkuyo, compuesta por G. Vargas con su inconfundible estilo: sencillez y fuerza. Otro tema estupendo de Vargas es Apu, una evocación a los dioses de la montaña.
Silencio es un motivo melancólico, con una melodía bien definida.
Escúchalo aquí.

Temple of the Sun fue grabado en 1992.
T'iskuy vicuña es un tema de Fredy Vargas, hermano del fundador, muy bien estructurado con buen ritmo. Sanjuanito de medianoche es una de esas canciones brillante en su simplicidad, con una buena melodía perfectamente ejecutada con quena.
Azucena tika está cantada en quechua y repetida con zampoña, quizá algo repetitiva. Bajo las arenas de Pisagua es un tema melancólico y evocador, quizá el mejor del disco, triste y maravilloso a la vez. Y Urubamba es un tema de J. Milchberg que alude al río que discurre bajo los pies del Macchu Picchu.
Escúchalo aquí.

En 1993 Inkuyo graba The double-headed serpent, con bastantes temas.
Callejón de las viudas es un motivo de O. Sepúlveda con mucho sentimiento y melancolía, bastante correcto el acompañamiento de guitarra y la ejecución de los vientos. Kena-taki es un trote ya mucho más vivo de Vargas con una buena melodía.
Chiquitita es un entretenido tema instrumental que ya Sukay lo interpretó con voz, éste se interpreta con mandolina. Chañarcillo es una composición del gran V. Jara muy bien interpretado con la quena y sobre todo el acompañamiento de guitarra. Rosas tika es una tonada cantada en quechua con buena ejecución de zampoña.
Escúchalo aquí.

Art from sacred landscapes fue el siguiente disco que grabó Inkuyo en 1994, con nuevos integrantes.
Aún así hay temas interesantes, como Kalasasaya de G. Vargas, una evocación mística muy buena al monumento sagrado. Siguiendo la misma tónica encontramos Puma punku también de Vargas, nada que ver con la composición de M. Vicencio, mucho más superior.
D. Zamalloa compone un excelente tema llamado Alfamayo, la mejor canción del disco por su calidad y diversidad de estrofas.
Morenada de los sapos es una composición de Vargas que ya grabó con Sukay años atrás, melodía sencilla, directa y emotiva. Y Sinchikay es otro motivo ambiental que quizá dura demasiado.
Escúchalo aquí.

En 1996 se graba Ancient Sun, el quinto del grupo.
Sol de primavera es un taquirari de Vargas, con cierta emotividad pero algo flojo para lo que él suele conseguir. Sol milenario, también de Vargas, es un buen chuntunqui muy bien llevado con cambios de ritmo y melodía definida, quizá dure demasiado.
Ayawaska es una correcta alusión a la hierba medicinal en cuestión, tocada en varios ritmos aunque quizá la instrumentación se podría haber desarrollado algo más. Camba cusa es un buen sanjuanito con una original melodía principal muy bien compuesta.
Y Corazón herido es un motivo de Vargas bien estructurado y ejecutado.
Escúchalo aquí.

En Window to the Andes, grabado en 1998 con todos los temas compuestos por Vargas, encontramos la que es a mi parecer la mejor canción del grupo: Cumbres andinas, magistral tema que transmite la soledad y belleza virgen de las montañas remotas, excelente melodía y acompañamiento de guitarra.
En solidaridad parece ser una nueva canción de contenido social, aunque es totalmente instrumental, no está mal. Jacaranda es un carnavalito con una interesante melodía.
Sol y luna es quizá la única cumbia que hizo Inkuyo, con el ritmo suave que tanto le caracteriza, bien ejecutada. Y Herencia aymara es una tonada muy emotiva y con sentimiento, buena interpretación de zampoña.
Escúchalo aquí.

El grupo se tomó un receso de casi 10 años, hasta que en 2007 graban Pachakuti.
El tema Pachakuti da nombre al disco, se trata de una exquisita pieza muy cuidada con una gran carga emotiva, de lo mejor de toda la discografía. Willka mayu es otro emotivo tema a ritmo de chuntunqui, también bastante bueno.
Moreno devoto es una simpática morenada bien llevada y ejecutada, bastante original para tratarse de una morenada. Uru chaka (El puente de los urus) es un emotivo tema con una estructuración compleja muy bien construida y una instrumentación variada y rica. Y Mosoj punchay es un huayño con una estructura también algo compleja, no tan logrado.
Escúchalo aquí.

En 2015 Inkuyo vuelve a grabar tras 8 años de silencio un disco titulado Amanecer andino.
EN CONSTRUCCIÓN
Escúchalo aquí.

1 comentario:

  1. felicidades por el blog. Soy seguidor de gonzalo vargas desde sus inicios en Kanata, y tengo toda la discografia original de Inkuyo, sigan adelante. Ojala algun dia vengan a Bolivia, a enseñar a los actuales musicos, como se interpreta y compone musica folklorica. A la fecha en Bolivia los grupos actuales en esta, son mediocres, solo componen musica para bailar y beber, ritmos de caporales, morenadas pop, tinkus y otras composiciones muy pobres, tanto en la composición e interpretacion.

    ResponderEliminar

Traducir

Buscar en este blog

Cargando...