Atahualpa Yupanqui



Atahualpa Yupanqui es el seudónimo de Héctor Roberto Chavero Haram, célebre cantautor argentino. Se le considera el más importante músico argentino de folclore. Sus composiciones han sido cantadas por reconocidos intérpretes y grupos como Mercedes Sosa, Jorge Cafrune, Víctor Jara y Mikel Laboa entre muchos otros.
El nombre artístico supone un homenaje a Atahualpa, el último jefe inca trágicamente asesinado por los españoles, y Yupanqui es un vocablo que significa "el que viene de lejos".


Biografía

Nació en el Campo de la Cruz, en José de la Peña, partido de Pergamino, N de Buenos Aires, el 31 de enero de 1908. Realizó sus primeros estudios musicales con el Padre Rosáenz, y a partir de los 6 años aprendió a tocar guitarra con Bautista Almirón.
En 1917 su familia se trasladó a Tucumán. La temprana muerte de su padre lo hizo prematuramente jefe de familia. Jugaba al tenis, boxeaba y se hizo periodista. Sería improvisado maestro de escuela, tipógrafo y cronista. A los 19 años compuso su canción Camino del Indio. Emprendió un viaje a Jujuy, Bolivia, y los Valles Calchaquíes.
En 1931 recorrió Entre Ríos, afincándose un tiempo en Tala. Participó en la fracasada sublevación de los hermanos Kennedy, en la cual estuvieron envueltos también el coronel Pomar y Arturo Jauretche, que inmortalizó la patriada en su poema gauchesco El Paso de los Libres. Después de esta derrota tuvo que exiliarse en Uruguay. Pasó por Montevideo, para luego dirigirse al interior oriental y el Sur del Brasil.
En 1934 reingresó a Argentina por Entre Ríos y se radicó en Rosario. En 1935 se estableció en Raco, Tucumán. Pasó brevemente por la ciudad de Buenos Aires, donde diversos intérpretes comenzaban a popularizar sus canciones, para actuar en radio. Recorrió después Santiago del Estero, para retornar por unos meses a Raco en 1936.
Realizó una incursión por Catamarca, Salta y Jujuy. Más tarde visitó nuevamente el altiplano en busca de testimonios de las viejas culturas aborígenes. Retornó a los Valles Calchaquíes, recorrió a lomo de mula los senderos jujeños y residió por un tiempo en Cochangasta.
Por su afiliación al Partido Comunista, su obra sufrió la censura durante la presidencia de Juan Perón, fue detenido y encarcelado varias veces.

Atahualpa se fue a Europa en 1949 invitado por Édith Piaf a actuar en París el 7 de julio de 1950. Inmediatamente firmó contrato con "Chant du Monde", la compañía de grabación que publicó su primer LP en Europa Minero soy, que obtuvo el primer premio de Mejor Disco de la Academia Charles Cros, que incluía trescientos cincuenta participantes de todos los continentes en el Concurso Internacional de Folclore. Posteriormente, viajó extensamente por Europa.
En 1952, Yupanqui regresó a Buenos Aires y rompió relación con el Partido Comunista, lo que hizo más fácil para él concertar actuaciones en radio. Mientras que con su esposa Nenette construía su casa de Cerro Colorado.
El reconocimiento del trabajo etnográfico de Yupanqui se generalizó durante la década del 60, y con artistas como Mercedes Sosa y Jorge Cafrune grabó sus composiciones, haciéndose popular entre los músicos más jóvenes, que se refieren a él como Don Ata.
Yupanqui alterna entre sus casas en Buenos Aires y Cerro Colorado. Durante 1963 y 1964, realiza una gira por Colombia, Japón, Marruecos, Egipto, Israel e Italia. En 1967, realizó una gira por España y después se estableció en París. Volvió periódicamente a la Argentina y apareció en Argentinísima II en 1973, pero estas visitas se hicieron menos frecuentes cuando la dictadura militar de Jorge Videla llegó al poder en 1976.
En 1986 Francia lo condecoró como Caballero de la Orden de las Artes y las Letras. En 1987 volvió al país para recibir el homenaje de la Universidad de Tucumán. Debió internarse en Buenos Aires en 1989 para superar una dolencia cardíaca, pese a lo cual en enero de 1990 participó en el Festival de Cosquín.


Sin embargo, a los pocos días Yupanqui tenía un compromiso artístico en París. Volvió a Francia en 1992 para actuar en Nîmes pero se indispuso y allí murió el 23 de mayo. Por su expreso deseo, sus restos fueron repatriados y descansan en Cerro Colorado. Dejó innumerables obras para el cancionero argentino de raíz folklórica, se le atribuye la autoría de más de 350 canciones.







Libros
  • Piedra sola (1939)
  • Aires (1943)
  • Cerro Bayo (1953)
  • Guitarra (1960)
  • El canto del viento (1965)
  • El payador perseguido (1972)
  • Del algarrobo al cerezo (1977)
  • Confesiones de un payador (Ediciones Galerna) (1984)
  • La palabra sagrada (1989)
  • La capataza (1992)
  • La canción triste
  • Coplas del payador perseguido (Rama Lama Music España, 2007)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Traducir

Buscar en este blog

Cargando...